Vinos

Loading...

jueves, 5 de marzo de 2015

Huevos Revueltos á la James Bond

Una Alfa Romeo, Martinis, Salmón, Champagne Rosé y UM546... "Los huevos revueltos nunca te defraudan" - Ian Fleming

Otra vida, la segunda, la imaginante, me llevaba a través de las calles de París aquella tarde. La suelas de mis zapatos, de cuero, me devolvían un sonido excesivamente fuerte como para poder lograr mi objetivo de pasar desapercibido; tal vez iba demasiado elegante para emprender una huida táctica (¿pero en que estaba pensado esa mañana?). La orilla del Sena se encontraba inusualmente callada, como si todo conspirará para que aquella amenaza de la cual no había sabido nada más que un código -UM546-y unos cuantos datos terribles lograra darme alcance. ¿Como había sabido de mi llegada? Solo podía pensar en un inside job, un soplón... Sin embargo me detuve a pensar en UM546; enviaban artillería pesada. Aquel código era temible, y su amenaza muy real. Aunque para mi solo representara un obstáculo externo.

Unos días atrás había considerado que mi misión era demasiado simple. Como agente del CESS (Cuerpo Especial de Servicios Secretos), una muy discreta organización instituida por Don Benito Juárez el 20 de enero de 1861 como brazo especial del Estado Mayor del Presidente de la República y paradójicamente un año antes de la Intervención Francesa (1862-1867), mi entrenamiento me calificaba en exceso para solo transportar un par de viejos libros hasta la antigua Lutecia (nada en especial para que un CESS, ex GAFE de Alto Mando con TB los transportara, a mi parecer). Los dos libros en sí no parecían revestir la menor importancia. Eran dos tomos con el título de Histoire de la Conquête du Mexique, escrita en francés por William H. Prescott, miembro del Institut de France y editado en París por Firmin Didot Fréres, Fils et Cie. en 1863. Dichos libros debían ser entregados en una dirección de la Rue Godot de Mauroy, cerca de la Opera. Al menos podría viajar sin efectivo mínimo, es decir, sin acompañante.

Había salido de Madrid dos días antes en mi hermosa Alfa Romeo 4C (un bello testamento al renacimiento de esta marca mítica, reina del mundo automotriz y de ilustrísimo pasado), y tras haber recogido los libros sin mayor drama en el ropero del Museo Reina Sofía y después de ver la exposición de obras de Juan Soriano más grande que había visitado. Así, me dispuse a tomar unas pequeñas vacaciones de dos días por España y Francia. De hecho planee mi ruta con total libertad; hice una parada para dormir en Burdeos, parando también en Blois, para disfrutar de buenos caldos y pagar una visita al histórico Castillo del mismo nombre y a unas baguettes deliciosas tras la muralla de mismo.

Ya en camino, el manejo del coche se me antojó una delicia y saboreé la carretera como nunca antes, sobre todo navegando en el dorado atardecer en la campiña francesa siguiendo la ruta de los castillos del Loira, árboles y carretera teñidos de oro; conduje sin ninguna prisa, el sol reflejándose en la pintura negra del largo cofre y filtrándose por el techo de cristal, el tacto suave de la piel color tabaco y la solidez de la fibra de carbono expuesta dentro del habitáculo, la fria precisión de las paletas de cambio de velocidades tras el volante y el intoxicante sonido de esos 240CV enronquecidos con un escape Agkapovič; una increible sinfonía mecánica que competía con el jazz de los altavoces (Aldo Romano, Louis Sclavis, Henri Texier, Enrico Rava, Gato Barbieri...) y los panes dulces y el café Malongo comprados en un café a la orilla de la carretera. Todo contribuía a a una sensación de lujo inigualable...

Llegué de noche a París, y con todo el tiempo del mundo, me fui a caminar por la ciudad helada, dejando el coche en un parking bajo el Louvre, aún con mi FN Herstal S-P90 IR reglamentaria en el fondo doble del maletero, llevando conmigo solo mi Heckler & Koch P7M13S con Karl Nills hechas a medida, bajo mi abrigo. Más tarde, y después de un buen caldo bordelés degustado en un agradable restaurante con vista a la Notre Dame iluminada de noche, regresé en democrático autobús a Port de Bercy - los libros siempre junto a mi en una bandolera - y a mi poco lujoso hotel, a disfrutar del "glamour" verdadero de la vida de un agente secreto auténtico. Los libros debían ser entregados al anocher del día siguiente.

Por la mañana desperté temprano y decidí vestirme ad hoc para una misión en París (todo a medida, es decir, Kingsman pero con un toque continental - mais bien sûr-): traje gris a tres botones de Cifonelli, camisa blanca a cuadros azules de tela Sea Island de Charvet de puño francés, gemelos con baño de oro hechos de los botones del traje de gala militar de mi padre, corbata de seda azul oscuro de E. Marinella, pañuelo de bolsillo blanco doblado simétricamente de la misma casa, zapatos tipo Adelaide de George Cleverly & Co. color marrón y el reloj de pulsera Omega Seamaster vintage de los 50's de oro y acero de mi abuelo. Terminé el look con un sobretodo Crombie Coat gris carbón de Turnbull & Asser, unos guantes color café de cuero curtido y una bufanda gris oscuro de Drake's, y como siempre he tenido una debilidad por los sombreros, rematé con un sombrero fedora (snap brim) también gris oscuro con banda marrón de Lock & Co., al fin que la mañana fría me daba esa licencia. Guardé mi P7M13S en la sobaquera incorporada en mi traje y coloqué los libros en un portafolio vintage de Goyard junto a mi purera de madera de Hermés (conteniendo un puro Romeo y Julieta No. 2, cerillos y cortapuros, para una fumada al atardecer tal vez en el Pont des Arts), y me dispuse a salir a la calle.

Tomé un taxi el cual me llevó a Saint Germain; desayuné un croque monsieur con café en el Café de Flore y me dirigí caminando hasta Les Invalides, al Musée de l'Armée para visitar una exposición de armaduras medievales y después al Louvre. Tras unas cuatro horas de visita por los aposentos del Empereur Napoleón III y de caminata en sus interminables galerías, un poco cansado salí con ganas de comer algo en PAUL, en los jardines de las Tullerias... Fue al cruzar la calle que divide estos de la pirámide del Louvre que noté su presencia. Al principio fue un atisbo, una sensación. Voltee descuidadamente y no noté nada inusual, lo que despertó en mí verdadera alerta. Desvié entonces mi camino con paso rápido y me dirigí al río, cruzando el Pont Royal y bajando las escaleras junto a la rivera para ir en dirección a Pont des Arts.

UM546 vino a mi mente. Las baldosas, la pared del malecón y mis zapatos eran demasiado ruidosos. En ese momento vi mi oportunidad y me encaramé de un brinco a un Batobus que justo zarpaba del Quai Malaquais con la correspondiente protesta del único ser viviente a mi alrededor, el cobrador. El barco estaba vacío. Pagué y me senté sin prisas. Nada ni nadie en las orillas parecía extraño o fuera de lugar.

Decidí bajarme en el Port de Solférino. No sentía amenaza alguna ya. Subí nuevamente unas escalinatas y me dirigí a las calles de Saint Germain. Caminé sin embargo bastante alerta, aunque no percibí, ni observé nada inusual. Tenía hambre y gustosamente recordé que cerca de ahí mi viejo amigo Muss tenía un cafetucho muy snob en el cual servían mi plato preferido de agente secreto (Octroyez-vous un privilege!). Recordé que una noche decidí darle, para que incorporara en su menú, la receta que el mismísimo James Bond recomendara a Felix Leiter en Nueva York, de la pluma de Ian Fleming en 1963:

*Scrambled Eggs 'James Bond'.
(para cuatro 'individualistas')

Ingredientes:
  1. 12 huevos rojos frescos.
  2. Sal y pimienta.
  3. 5-6 oz. de mantequilla fresca.
  4. Cebolletas finamente picadas (ó)
  5. Hierbas finas.
Instrucciones:
Romper los huevos en un tazón. Batir con un tenedor y sazonar al gusto. En una sartén de cobre pequeña fundir cuatro onzas de mantequilla. Una vez derretidas, agregar los huevos y cocerlos a fuego muy lento, batiéndolos continuamente con un batidor de huevos pequeño.

Cuando los huevos estén ligeramente más húmedos de lo que usted preferiría para comerlos, retire la sartén del fuego. Agregue el resto de la mantequilla y continúe batiendo por medio minuto, agregando mientras tanto las cebolletas o las hierbas finas. Sirva sobre un pan tostado a la mantequilla en platos de cobre individuales (solo para su presentación). Servir con champaña (Taittainger) Rosé y música suave...

P.D. Creo que en ocasiones es posible agregar crema en lugar de la ultima porción de mantequilla.

* Receta original de Ian Fleming, del escrito '007 en Nueva York', 1963. Traducción del Autor.

Llegué a Café de Muss, y tras saludarnos calurosamente, me sirvió el martini seco correspondiente y el salmón ahumado escocés previos a los huevos revueltos (como lo dictaba el maestro Fleming); la música de jazz en efecto era suave... Me quité el abrigo, el sombrero y los guantes y desabotoné mi saco, poniendo mi portafolio con los libros sobre mi regazo y lo demás en la silla contigua. En un segundo más llegaba la champaña rosa - un Taittinger Brut Prestige Rosé 2000 - y justo cuando me servían los huevos exquisitamente presentados, mi mirada reparó en unas muy altas zapatillas de piel de cocodrilo rojo oscuro y en unas bellas y largas piernas y breve cintura enfundadas en un traje Chanel azul claro a cuadros, frente a mí mesa. Subí la mirada solo para toparme con más dulzura en la forma de un busto pleno, maquillaje just so, unos ojos muy azules y un cabello largo, oscuro y lustroso. UM546... (¿Realmente tenía que escalar esto tanto?) Mi pensamiento inmediato fue arrojar mis huevos aún calientes al rostro de la exquisita mujer y usar la botella de Taittinger a manera de arma; pero por un lado se me antojaba un desperdicio tirar así mis huevos James Bond, y seguramente UM546 no estaba sola. ¿Cual eran las posibilidades? Y por otro, yo siempre he sido todo un caballero...

Me levanté entonces retirando ligeramente el lado izquierdo de mi saco, sintiendo el peso de mi P7M13S justo donde lo necesitaba, dejé el portafolio pegado a la base de la mesa y cortésmente retiré la silla frente a mi. Con un ademán y un s'il vous plaît invité a mi formidable rival a sentarse a mi mesa, lo cual hizo con un grácil y elegantísimo movimiento. Levanté mi mano derecha e indiqué con señas a Muss (ex GIGN) un un nuevo plato para mi visita ciertamente inesperada, seguro de que el platillo estaba a la altura. -¿Champagne?- pregunté.

Paco Hernández- Castañeda
Junio de 2010.
©

En savoir plus:

Taittinger Brut Prestige Rosé 2000
Capa: Rosado vivo.
Nariz: Frutos rojos; fresas, cerezas.
Boca: Sutil, aunque intenso.
Varietal, Pinot Noir.

* Scrambled Eggs 'James Bond':

Fleming, Ian, (1908-1964)
Quantum of Solace: the complete James Bond short stories / by Ian Fleming.

Boulangeries PAUL:

Armamento:

miércoles, 4 de marzo de 2015

Las Cepas (IX): Malbec, de Cahors a Cafayate

Desde el célebre "vino negro" de Cahors hasta los vinos aromáticos y frescos de la cordillera de Los Andes, los vinos de Malbec han alcanzado su apogeo en nuestro siglo.

Pasto para una novela de intrigas medievales, se cuenta que la Malbec nació del cruzamiento entre una antigua cepa de Galliac, la Prunelard, y la entonces muy difundida Magdeleine Noir de Charentes, con un novelizado Monsieur Malbeck quien desde la lejana Hungría viajase a Francia, con una pequeña viña al ristre, la primera de su tipo, huyendo de malvados caballeros malandrines que deseaban robarla mientras otros caballeros amigos esperaban su llegada en una taberna de Sainte-Eulalie d'Amberes y a ese retoño la cual aseguraría el el destino de algún reino de Cahors, terruño que desde tiempos romanos era ya apreciado.

Quizá los descendientes de aquellos caballeros medievales más tarde llevarían su preciosa carga hasta el fin de mundo, al nuevo, para plantar los primeros Côt al pie de las nevadas montañas de Los Andes, donde hoy día florece en vinos de singular e interesante hechura...

Esta variedad de fruto pequeño, oscuro y jugoso da excelentes vinos rosados y tintos puros un tanto sencillos pero de buena calidad en casi todas las zonas de las franjas del vino, particularmente en Francia; Loira, Provenza, Languedoc y Cahors, donde, por ejemplo, muchos de los vinos de la AOC Cahors, región ya celebrada por Zares, Papas y Emperadores, se basan en la cepa Malbec para darles cuerpo de taninos nobles y colores profundos, en mezclas con Merlot y Tannat. 


Pero es en la Argentina donde al sol de nuestros días la Malbec ha alcanzado su expresión más amplia, dando vinos frescos de aromas intensos a perfume de frutos rojos, pigmentados y de taninos redondos que cuando se beben pronto agradan mucho a los paladares jóvenes, y que cuando se ha esperado con paciencia unos cuatro o cinco años, sorprenden por su complejidad, demostrando que esta ultima generación de Malbec del fin del mundo ha ganado en potencial de guarda con taninos sólidos y ciertamente más plenos. No por casualidad estos caldos maridan a la perfección con cortes de carne, asados y charcutería.

Llevada por emigrantes franceses a la Argentina, la Malbec de aquellas tierras se beneficia de suelos de cantos rodados, descompuestos de rocas y minerales de la cordillera andina, principalmente en la zona de piedemonte. Así, la Malbec se ha convertido en cierta forma en la variedad nacional de este país del cono sur y decir Malbec Argentino es casi en todos los casos sinónimo de calidad, destacando entre otros los vinos profundos y aromáticos de Cafayate, como un digno ejemplo.

Monsieur Malbeck hubiera estado orgulloso del destino de aquella pequeña viña medieval, temblorosa y húmeda, mientras escondido en la espesura de algún bosque del sur de la antigua Galia esperaba el paso de los caballeros enemigos, sus perseguidores, el acero de su espada reluciente al brillo de la luna, cuya luz se filtraba entre las altas copas de los arboles de los robles Girondeses...




Para saber más:
http://www.winesofargentina.org/es/argentina/variedades/malbec-torrontes/malbec
http://www.jancisrobinson.com/learn/grape-varieties/red/malbec
http://www.winesofargentina.org/es/malbecworldday
http://www.lolamorawine.com.ar/vinos-lola-mora/para-expertos/caracteristicas-del-malbec.html

Fuentes:
STRANG Carola et al. "Larousse des Vins",  Paris, Ed. Larousse, MMVII.
DOMINÉ  André, "El Vino", Barcelona, Ed. KÖNEMANN, 2005

Del Libro de Catas: L.A. Cetto Petite Sirah 2012

L.A. CETTO Petite Sirah 2012 / Medalla de Oro, Bruselas 2014















jueves, 4 de diciembre de 2014

Alfa Romeo's 'Hall of Legends'

What does Alfa Romeo stand for? What is this intangible, impalpable thing that atracts us so much to Alfa Romeos of all ages? Well, there is a way to actually see the stuff of dreams. Be sure to pay a visit to Alfa Romeo Hall of Legends to experience (albeit virtually) a veritable cathedral of motoring dreams... Enjoy!

The Entrance

The Beginning

The 20s

The 30s

The 50s

The 60s


Del Libro de Catas: Herederos del Marqués de Riscal Reserva 2004

Herederos del Marqués de Riscal Reserva 2004 / D.O.C. Rioja


lunes, 1 de diciembre de 2014

L.A. CETTO Petite Sirah: 100% Recomendable


Un vino muy accesible y consistente a través de los años, este caldo es una excelente manera de acercarse al mundo de los vinos por que nos da una idea de como debe verse, olerse y gustarse un vino de muy buena factura y excelente relación calidad-precio. 

Vino digno de mención, este multipremiado Petite Sirah de la Línea Clásica de L.A. Cetto ha sido a lo largo de los años un verdadero caballo de batalla para esta casa afincada en el Valle de Guadalupe, Baja California, al noroeste de México. Es cierto, tienen mejores vinos, más complejos, más redondeados; sin embargo el caldo que nos ocupa ha venido cosechando una variedad de premios y reconocimientos a lo largo de los años que lo hacen muy interesante y 100% recomendable.

Se trata de un caldo no muy complejo pero de carácter muy definido que logra aunar una muy buena calidad con un precio de verdad inmejorable: entre MXP $85.00 y $95.00 pesos (unos USD $7.00 o $8.00 dolares), en cualquier supermercado o tienda especializada. 

Este es uno de los vinos que siempre recomiendo cuando alguien me pregunta cómo empezar a acercarse a los vinos, o cuando me encuentro con gente que no sabe que escoger en algún supermercado. Es accesible en precio pero también al paladar joven y aún agrada al paladar más experimentado. Marida muy bien con carnes, pastas y quesos de diversa fortaleza, y sobre todo, con comida mexicana; es decir, es muy flexible y se adapta bien a diversos puentes quizás por que su temperatura de servicio no debe subir de 17º C, con un 16º C como ideal, por lo que es fresco a la vez que solido tinto de muy buena calidad, lo que demuestra su a la fecha impresionante palmarés (http://www.lacetto.mx/Images/downloads/Premios_LAC10.pdf), con su L.A. Cetto Petite Sirah 2008 alcanzando Medalla de Plata en el CINVE Sevilla 2010 y en el Tasters Guild 2010 y Medalla de Oro en el Berliner Wien Trophy 2011 y ni más ni menos que  en el itinerante Concurso Mundial de Bruselas (http://www.concoursmondial.com/es) considerado por muchos como el más importante concurso de vinos del mundo, Medalla de Oro en el  2010 para el mismo 2008, Medalla de Plata para el L.A. Cetto Petite Sirah 2009 en la edición 2011 y muy recientemente Medalla de Oro para el L.A. Cetto Petite Sirah 2010, Medalla de Oro en Bruselas 2014 y  Medalla de Plata en el Taster's Guild 2104 para el Petite Sirah 2012, entre otros muchos premios.

L.A. CETTO Petite Sirah 2007/2008/2009
Intentaré dar nota de cata un poco general, tratando de incluir datos de varias añadas que he degustado (http://invinumveritas.blogspot.mx/2012/05/del-libro-de-catas-la-cetto-petite.html) principalmente desde 2006 cada año, aunque ocasionalmente antes de esas fechas, en el entendido de que a pesar de su consistencia como vino varietal y elaboración, es imposible que cada año un vino sea igual al del año precedente, aunque en líneas generales sean sus características consistentes, una de sus fortalezas, a saber:

L.A. Cetto Petite Sirah

Cepa: Petite Sirah (Durif)

Vista: Rojo - púrpura, profundo, con tonos que van de lilas a violetas francas. Cristalino. Disco limpio. 

Nariz: Principalmente afrutado; frutos rojos del bosque. Arándanos. Guayaba. Ligero musgo o trufa, en ocasiones jamaica seca. Ciertos dejos florales. Ciertos dejos de roble.

Boca: Ligero paso de boca, taninos suaves, acidez equilibrada, fresca. Final mediano.

Notas: Importante observar la temperatura de servicio (16º C); de lo contrario y si se atempera demasiado, puede presentar un carácter licoroso y acidez o retrogusto amargo que han dado pie a ciertas notas de cata negativas. 


Como mencione hace algún tiempo en otro articulo (http://invinumveritas.blogspot.mx/2007/05/una-torre-y-un-vino-de-concurso.html), este caldo es una excelente manera de acercarse al mundo de los vinos por que nos da una idea de como debe verse, olerse y gustarse un vino de muy buena factura y excelente relación calidad-precio. Un vino Mexicano por excelencia de calidad superior.




Á votre santé!

Por Paco Hernández-Castañeda
Agosto de 2014
©
Para saber más:
http://www.lacetto.com/
http://www.lacetto.mx/Images/downloads/Premios_LAC10.pdf
http://es.wikipedia.org/wiki/Valle_de_Guadalupe_(Baja_California)
http://www.berliner-wein-trophy.de/Default.aspx?lang=es
http://www.concoursmondial.com/es
http://www.tastersguild.com/
http://www.cinve.es/
http://www.lacetto.mx/uploads/download/fichas/linea-clasica/petite-sirah.pdf
http://www.lacetto.mx/vinos/linea-clasica/petite-sirah

Foto del Autor y del sitio de la casa productora.

domingo, 12 de octubre de 2014

Un Nuevo Libro de Catas: Jean Grolier de Servierès o el "Príncipe de los Bibliófilos"

"Grolier Midi" de Hartley & Marks
Beber vinos y degustarlos es un placer que escapa a toda explicación. Pero recordarlo debe ser también un ejercicio placentero...

Como ya he escrito antes querido lector, en mi articulo "El Libro de Catas", la búsqueda de una bitácora para anotar nuestros avatares de enófilo diletante  en este largo viaje que es nuestro amor por los nobles caldos supone también una dosis de paciencia y comodidad, por así decirlo, para encontrar aquel librito que sea de nuestro agrado para escribir lo que se nos venga en gana, que al fin y al cabo el placer del vino se halla también en hacer lo que uno quiera, pero que nos cause esa "fina conmoción intelectual" de la que hablaba Epicuro, en mi muy particular opinión.

Escribía yo antes: "¿Qué puede sustituir esas pequeñas vibraciones que producen pluma y papel al escribir con calma y mesura sobre una de las más lúdicas aficiones, la de disfrutar de los regalos de Baco a la humanidad? ¿Qué puede ser más placentero que escribir de puño y letra, además de lo visto, olido y degustado, sobre las circunstancias que rodearon aquel dichoso momento en el que se descubría uno u otro caldo? ¿Sobre la deliciosa compañía femenina? ¿Sobre la exquisita plática amistosa?..." 

Es por eso que una vez terminado el espacio de mi anterior libro de catas, me puse a la tarea de buscar un substituto adecuado para esas degustaciones que yo llamo "lúdicas" por placenteras (e inútiles).

El nuevo Libro de Catas / Corte superior, cóncavo y de pie estampados


Lo hallé en la forma que puede usted observar arriba, estimado y único lector. Se trata de un bello cuaderno tipo diario de nombre 'Glorier Midi' publicado por la editora canadiense Hartley & Marks Publishers a través de su linea de finos cuadernos Paperblanks, incluida en la colección Grolier Ornamentali de esta últimaEsta linea de elegantes diarios está directamente inspirada en el arte del encuadernado y en sus cubiertas se reproducen fielmente obras maestras de este arte casi perdido en esta era digital nuestra, y halladas en grandes bibliotecas y museos alrededor del mundo.

Lomo con costillas y entrenervios grabados Estilo Grolier

En el caso de mi nuevo libro de catas, he escogido uno en especial que reproduce con particular detalle uno de los últimos libros que el bibliofilo francés Jean Grolier - conocido como el "Príncipe de los Bibliófilos" mandó a hacer (y que muy probablemente ayudo a diseñar) en París entre 1520 y 1555, en un estilo que más tarde tomaría su nombre el cual es conocido hoy en día como el "Estilo Grolier" de encuadernado.

Encuadernaciones hechas por J. Picard para Jean Grolier entre 1540 y 1550

Jean Grolier de Servierès (1479-1565), Vizconde de Aguisy, Tesorero General de Francia, fue un refinado coleccionista de libros de gran belleza y uno de los más famosos bibliófilos de todos los tiempos. Se le conoce sobre todo por su mecenazgo a Aldus Manutius, fundador de la Editorial Aldine (y uno de los primeros editores de la historia), y naturalmente por su amor por los libros ricamente encuadernados y decorados.

Aldus Manutius con Jean Grolier, por F. Flameng
Se desconoce con exactitud el número de libros que formaba la biblioteca del Vizconde de Aguisy, pero se cree que comisionó la mayor parte de ellos entre 1520 y 1555 como ya he dicho. Al día de hoy se han identificado unos 500 libros de dicha colección, los cuales son de gran valor no solo por su rica manufactura sino también por haber formado parte de la biblioteca de Jean Grolier. Muchos de estos se encuentran en colecciones privadas, aunque también pueden hallarse en la Biblioteca Británica, y en la Biblioteca Nacional de París, la cual cuenta con el mayor número de piezas.

Jean Grolier brindó su nombre a un estilo de encuadernación decorado con patrones geométricos con fleurons en las esquinas combinados con arabescos en el panel central, o lo que hoy se conoce como "Estilo Grolier". Muchos de estos libros fueron elaborados en París por Geoffroy Tory, encuadernador y editor parisino y más tarde por J. Picard quien fue un encuadernador de gran talento quien firmara un contrato con la Editorial Aldine en junio de 1540, y el cual en el transcurso de tres años realizó un estimado de 215 encuadernaciones para Grolier.

Ejemplo temprano del "Estilo Grolier"


No puede uno dejar de maravillarse ante la exquisitez de las manufacturas comisionadas por Grolier, y aunque mi modesto libro de catas es solo una reproducción, el espíritu de aquel bibliófilo inspira aún a escribir cosas bellas y graves y sencillas y lúdicas, a más de 450 años de distancia...

Muy pronto, mi fiel lector, pondré en tinta en este nuevo libro de catas las más recientes y placenteras degustaciones que he tenido el gusto de realizar para usted.

Supralibris: "IO. Grolieri et Amicorum" (Propiedad de Grolier y sus amigos)
Un saludo cordial.

jueves, 28 de agosto de 2014

Ocaso de París o Mónica

"Louvre" por Davide Ferrari 
De cómo un amable caldo bordelés reconfortó el corazón y reanimó la esperanza.

Dos, tres, quizás cinco segundos de silencio más de lo habitual. Acerqué mi copa de vino y aspiré profundamente una vez más aquel aroma a cedro, chocolate, arándanos, grosellas, vainilla y ciruelas de ese Château Lafite Rostschild que siempre consideré muy caro para pedir en este café; pero ¡que diablos! hoy valía la pena. Hoy terminábamos, Mónica y yo…

El vino era aterciopelado como el recuerdo de su piel y su vista rubí profundo Guerlain como sus labios aquella noche en la Comédie Française, hacia apenas unos meses. La miré nuevamente. Lindísima, con su cabello castaño y ensortijado echado hacia atrás, sus manos largas alrededor de su copa y esos ojos verdes que siempre me llamaron la atención. Los había visto muchas veces antes de intentar cruzar palabra con ella; en la calle, en la universidad donde trabajaba, en mi sueño ligero. Pero esos ojos hoy miraban hacia otro lado, hacia la gente que se encaminaba a la pirámide de entrada al museo, y tenían ese enojoso halo rosa alrededor de sus irises; había estado llorando o intentaba no hacerlo, no lo sé.
Y nada malo pasaba, nada terrible. Solo sucedía que ya no dábamos para más.

- ¿Entonces es todo?- dijo con esa voz íntimamente conocida.
- Eso es todo- Contesté. Y sonreí con un nudo en la garganta. Me levanté de la mesa para recibir mi tarjeta que en ese momento traía de vuelta el camarero.
Murmuré un “Bon chance!” entre labios. Ella me miró directamente por última vez y contestó con un ligerísimo “Au revoir”. Me retiré con paso lento.
-¡Oye!- me llamó. Voltee.
-Gracias- dijo con una mirada que jamás saldría de mi memoria. Nunca comprendí si era un 'gracias' por lo que juntos pasamos, o por haberla dejado libre...
- No, gracias a ti.- Contesté.

Hice un ademán y salí del Café Marly, encaminando mis pasos hacia la ribera de Sena. La vida alrededor continuaba a paso normal. La vida continuaba, simplemente. Con las manos en los bolsillos aspiré el helado aire parisino. Y sonreí. El vino me había animado y me sentía bien. Recordé esas palabras de Aristóteles “Il vino conforta la speranza”… y pensé que iba a incluir este pequeño momento de tranquilidad en ese articulo sobre los beneficios del vino que había estado posponiendo desde hacía tanto tiempo…el amable vino y su amistad tranquila. ¡Muy bien! Dije para mí. Era quizás tiempo de hacer una visita a ese museo de la Orden de la Legión de Honor que está frente al Orsay, a unas cuantas cuadras de ahí… Sonreí nuevamente, y caminé con paso inspirado hacia la ribera izquierda del río.

Por Paco Hernández-Castañeda
Agosto de 2014


Las Bondades del Vino o "The French Paradox"


“El vino es la más higiénica y sana de las bebidas.” – Louis Pasteur

Y nada más cierto hoy día. Aparte de ser alimento para el ánimo y el espíritu, el vino también es un alimento claramente saludable para el cuerpo en cantidades moderadas. Para los antiguos, el vino siempre fue un amplificador del espíritu y de la inteligencia, además de que a lo largo de la historia no solo se le utilizó como estimulante sino también como medicina. Y es que, además de ser el enorme placer del que he hablado antes, y por todos conocido, el vino ha sido siempre un alimento básico e inclusive fue razonablemente más higiénico, durante mucho tiempo, que beber el agua sola. A últimos años esta idea un poco empírica sobre las bondades del vino se ha ido confirmando científicamente y es muy interesante ver como el vino se reafirma como una legitima fuente de bondades para el bienestar y longevidad de nuestro cuerpo.

La Paradoja Francesa

El Dr. Serge Renaud, científico de la Universidad de Burdeos, Francia (connotado centro de investigación y estudios médicos), acuñó el término “French Paradox” (Le Paradoxe Français) después de completar su emblemático estudio del mismo nombre en 1991, el cual indicaba que la baja incidencia de enfermedades cardíacas en Francia podría deberse al consumo regular de vino. Su presentación en el programa 60 Minutes de la cadena CBS causó gran revuelo internacional e inclusive hoy día se sigue discutiendo al respecto.

El término en sí, French Paradox se refiere al hecho de que a pesar de que la población francesa en general consume cantidades similares de comida alta en grasas, hacen menos ejercicio y fuman más que, por ejemplo, los norteamericanos, dicha población muestra una marcada menor incidencia de muertes debida a enfermedades cardíacas. Los expertos médicos en general están de acuerdo en que una dieta baja en grasas, el hacer ejercicio y el no fumar minimizan los riesgos de ataques cardíacos. Por eso es que la mencionada paradoja francesa es difícil de explicar. Algunos estudios sugieren que una de las razones por las cuales los franceses presentan esta menor tasa de mortalidad relacionada a padecimientos cardíacos podría ser la del consumo regular de vino tinto entre su población, el más alto per capita en el mundo.

El mecanismo específico por medio del cual la paradoja francesa funciona no ha sido identificado todavía. Algunos investigadores sugieren que los antioxidantes llamados "flavonoides", compuestos químicos naturales que se encuentran en el vino tinto, podrían aportar importantes beneficios a la salud del corazón y de los vasos sanguíneos. Las uvas rojas son una de las fuentes más ricas en flavonoides, lo que hace al vino tinto más saludable para el corazón que el vino blanco, la cerveza u otros licores. Otras investigaciones sugieren que los pigmentos en el vino tinto llamados "polifenoles" son los responsables de los efectos que explican la Paradoja Francesa. Dichos polifenoles, encontrados en las cáscaras o piel de las uvas rojas, se cree actúan como antioxidantes, controlan la presión sanguínea y reducen los coágulos sanguíneos. Sin embargo otras investigaciones indican que el jugo de uva roja es menos potente en términos de aporte de beneficios a la salud que el vino tinto, así que los investigadores sugieren que algo en el proceso de la creación del vino cambia las propiedades de los polifenoles. Muchas otras investigaciones sobre el tema están en curso al día de hoy.

El Dr. Renaud enfatizaba la importancia de un “consumo moderado y regular de vino”: de 20 a 40 gramos durante la comida, de tres a cuatro días por semana; señalando que este tipo de consumo reduce el riesgo de enfermedades cardíacas coronarias de un 20 hasta un 60%. Por el contrario un consumo desmedido de alcohol incrementa el riesgo de sufrir dichos padecimientos.

Aún así, no todo esta escrito en este sentido, sin embargo algo hay que puntualizar nuevamente desde el principio: los beneficios que aporta el vino solo se aprecian observando un consumo diario moderado y durante la comida (por consumo moderado podemos hablar de a una a dos copas diarias de vino). De sobra no es conocido los efectos adversos que el consumo en exceso y por tiempo prolongado de bebidas con contenido de alcohol causa a nuestra salud y bienestar en general.

Por Paco Hernández-Castañeda
Agosto de 2014

Para saber más:
(Sources)

http://en.wikipedia.org/wiki/French_paradox
-Hackman, Robert M. (1998, September). "Flavonoids and the French Paradox." USA Today, v. 127, no. 2640, 58–59.
- Institut National de la Santé et de la Recherche Médicale -INSERM http://www.inserm.fr/fr/home.html
- http://www.renaudsociety.org/
- http://www.telegraph.co.uk/news/obituaries/9766180/Serge-Renaud.html

martes, 1 de julio de 2014

Alfa Romeo's (Bright) Future

Be sure to check out Alfa Romeo's business plan for the near future (up to 2018). It says a lot of the brand we love. Let's us all hope it turns into reality. Check the presentation out after the jump Alfa Romeo's Business Plan.







lunes, 2 de junio de 2014

El Cortapuros

http://www.zigarrenhumidor.com/zigarren-zubehoer/zigarrenanzuender-zigarrenfeuerzeug/
El corte de un puro es un paso esencial en el disfrute de un tabaco, al grado de arruinar la pieza de no hacerse con la precisión adecuada.

Es muy común, querido lector, que los que se acercan por vez primera al mundo de los puros cometan dos errores esenciales.
El primero de ellos es al momento de cortar el puro. El segundo al encenderlo usando una fuente de llama inadecuada; pero de esto hablaré más tarde. El problema quizás surja a raíz de que el nuevo fumador de puros provenga del mundo de los cigarrillos, un mundo más descuidado - quizá menos sofisticado - y por demás dañino tanto para la salud como para los modales.

Por decirlo de alguna manera, cualquiera puede encender un cigarrillo, pero no cualquiera puede encender un puro. Cierto savoir faire se obliga. (Esa mala costumbre de morder el puro para abrirlo cae, de plano, dentro de las prácticas salvajes).

Por lo tanto necesitamos de un aparato preciso y discreto que nos ayude a hacer tan delicada operación, es decir, necesitamos de un Cortapuros.

Un cortapuros es un artilugio mecánico cuya función es la de seccionar la parte que recubre el extremo cerrado del puro o  la parte de la capa que recubre la boquilla. Es muy importante hacer una incisión precisa proporcional al grosor del puro o las dimensiones de la robustez del mismo. De lo contrario, si la abertura es demasiado grande el sabor se torna amargo y las sustancias tales como nicotina y alquitrán fluyen libremente ya que el tiro (o chupada) es muy amplia. En caso contrario si el corte es demasiado pequeño, el tiro se dificulta junto con el disfrute del puro, ya que el humo es poco denso y se aprecia poco. Por lo tanto estimado lector, el corte o es preciso o ya puede usted tirar el puro a la basura. 

http://southern-cigar.com/cigar-101/cigar-speak/
El corte debe ser limpio y suave, por ningún motivo debe deteriorarse la estructura del puro. El dejar bordes de corte desiguales causará que con nuestra saliva y al paso del tiempo el puro se rompa y la capa se rasgue. Por desgracia no hay una regla precisa para hacer el corte, la experiencia del fumador le servirá como guía, mejorando naturalmente con el tiempo. En la imagen  puede apreciarse un corte deseable. 



Tipos de Cortapuros

http://cigarcaptain.com/
Existen muchos y variados tipos de cortapuros y estos pueden ser desde simples hojas afiladas para cortes directos, a manera de navaja, hasta sofisticados objetos de arte hechos con materiales nobles. Los hay de plástico fabricados en masa, y también los hay de oro y maderas preciosas hechas por grandes casas de accesorios para caballeros, tales como S.T. Dupont, Cartier o Davidoff.

Los tipos más comunes de cortapuros se pueden clasificar de la siguiente manera (junto a cada tipo ofrezco mi opinión sobre el corte resultante):


- De Guillotina (Puede dejar un borde mal cortado)
- De Guillotina Doble (Mejor corte mientras esté afilado)
- De Cuña (Poco recomendable, deja un corte irregular)
- De Alicate (Puede dejar un borde mal cortado)
- De Tijeras (Corte irregular)
- De Navaja (Corte preciso, pero requiere buen pulso)
- Circular (El más recomendable)

Poca explicación requieren cada uno de estos tipos, ya que su nombre nos da una idea de su función. Lo importante en todo caso - insisto- es lograr un corte preciso, casi quirúrgico, para no arruinar el puro. Finalmente usted debe decidir cual le sienta mejor a su pulso y bolsillo. 

A manera de ejemplo, estimado y fiel lector, muestro a continuación algunos tipos de cortapuros:








No podemos negar que algunos de los cortapuros que he mostrado aquí son de una belleza y manufactura excepcional, casi, podríamos decir, que son objetos de exhibición. Sin embargo quiero ofrecer mi experiencia como fumador de puros con alguno que otro tabaco degustado. El cortapuros más preciso y más útil que he hallado en mi experiencia es el de acero fabricado por Victorinox que a continuación muestro. Cuenta con tres tipos de abertura para diferentes vitolas, y su corte es por demás exacto.



Sirva mi humilde opinión para formar la suya propia, apreciable y único lector. No olvide leer también mi muy personal idea sobre el arte del buen fumar en mi "Elogio del Buen Fumar". 

Un saludo cordial, y espero disfrute su próximo tabaco.